domingo, 27 de agosto de 2017

DIARIO DE MARY CARMEN/ 25 DE JULIO

Hoy carezco de ideas, eso que una se queda en blanco. 
Por la ventana me daba el sol hasta hace un rato ¿Qué estará haciendo ahora mi Señora? Pues eso, sin ideas. 
A Ella le entrego yo esta inmovilidad mía, este sentimiento de ser un vidrio frágil en unas manos seguras. Porque Ella es segura, es fuerte. Ella domina. Ella es un premio victorioso otorgado a mi vida. Ella es un vértigo en movimiento. 
Yo humillo la mirada ante su mágica potestad. Me coagula lo que queda de mi corazón y por encima de cualquier expresión paso a pedirle que me odie, que me expulse de su órbita y que luego me recoja para quitarme el frío. 
Le pido el crimen y pongo música, Wagner, el Festival de Bayreuth ¡Si yo supiera componer esta ópera! y entre la música danza su desnudez, la misma desnudez entrevista por el pasillo de su casa, y en su vientre de polvo fino y debajo de él hay una granada reventada que expande un flujo de copos que se eleva como lenguas de un fuego helado de sangre como vino con azufre y azafrán que endulza mis labios. 
¿Acaso este bello veneno que me otorga Lilith no es el elixir que todo lo transfigura? Saludo humildemente a la Señora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario